Instalacion Aislada

INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS AISLADAS

La utilización de sistemas fotovoltaicos es una de las alternativas que tienen las zonas rurales aisladas para poder disponer de suministro eléctrico. A menudo se trata de la única opción que tienen, aparte de los grupos electrógenos a gasóleo, ya que no siempre hay una conexión a la red eléctrica cercana.

Una instalación fotovoltaica aislada capta la energía del sol y la almacena en las baterías para tener suministro por la noche y en días muy nublados. Los principales componentes son:

– Módulos fotovoltaicos: Transforman la radiación solar en energía eléctrica, en forma de corriente continua, a tensión irregular. A más radiación solar, más producción de energía.

– Regulador: Recoge la energía producida por los módulos y estabiliza la tensión a un nivel predeterminado por el sistema de baterías (12, 24, 48 voltio). Se encarga de la carga y descarga de las baterías y las protege.

– Baterías: Almacenan la energía para cuando no existe radiación solar. Es el componente más frágil de la instalación y el que más coste específico tiene, por ello hay que prestar especial atención a su calidad.

– Inversor: Si queremos utilizar electrodomésticos y bombillas comunes debemos modificar la energía del regulador (DC a 12, 24, 48…voltios) a la corriente común que tenemos en un suministro público (AC a 220 voltios).

Existen multitud de componentes que se pueden agregar a la instalación para que ésta sea más fiable, potente… Por ejemplo podemos añadir un grupo electrógeno, o conectar un arrancador automático a uno que ya tengamos; de forma que si tenemos un consumo excesivo no previsto, en el momento que las baterías queden descargadas, el generador se ponga en marcha automáticamente para alimentar el suministro.

INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA  AISLADA, ALEJADAS DE LA RED ELÉCTRICA.

EJEMPLOS- ESQUEMAS DE INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS AISLADAS